TOLEDO CON SUS DIEZ VÍRGENES CORONADAS CANÓNICAMENTE

Cientos de personas provenientes de diferentes puntos de la provincia de Toledo se dieron cita este sábado por la mañana en la capital para celebrar el encuentro mariano de las diez imágenes de las Vírgenes de la archidiócesis coronadas canónicamente.

El acto central fue este sábado en la Catedral Primada de Toledo, pero en la noche del viernes tuvo lugar una vigilia mariana preparatoria, con las imágenes de las vírgenes asistentes a este encuentro, en la iglesia de San Ildefonso, a las 21.00 horas, presidida por el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, tras la cual se ofreció un concierto.

A primera hora de la mañana de este sábado en torno a las 9.00 horas, los fieles y cofrades comenzaron a desfilar por las calles de Toledo para acompañar en procesión a las nueve imágenes de la Virgen coronadas canónicamente.

Vírgenes participantes

Las nueve imágenes que procesionaron son, en primer lugar, la Virgen de la Antigua de Mora, que es la última que coronó, el pasado 31 de mayo de 2013. A continuación, la Virgen de la Muela de Corral de Almaguer, también coronada en este año 2013, el pasado 18 de mayo; la Virgen de la Piedad de Villanueva de Alcardete, coronada el 21 de septiembre de 1986; la Virgen de la Salud de la iglesia de Santa Leocadia de Toledo, coronada el 31 de mayo de 1965; la Virgen del Prado de Talavera de la Reina, coronada el 30 de mayo de 1957; la Virgen de la Esperanza de la iglesia de San Cipriano de Toledo, coronada el 8 de junio de 1952;_la Virgen de la Piedad de San Olalla, coronada el 4 de mayo de 1986; la Virgen de los Remedios de Ocaña, coronada el 11 de junio de 1961 y, por último, la Virgen de la Caridad de Illescas, coronada el 12 de octubre de 1955.

La procesión partió de la iglesia de San Ildefonso, pasando por el itinerario del Corpus Christi, hasta llegar a la plaza del Ayuntamiento, donde fue recibida por el arzobispo de Toledo. Las imágenes de la Virgen de la Caridad de Illescas y de la Virgen de la Esperanza de la parroquia de San Cipriano se unieron al resto en la plaza de El Salvador, mientras que la imágen de la Virgen de la Esperanza de la iglesia de Santa Leocodia hizo su entrada en la plaza por la calle de Nuncio Viejo. Desde este lugar entraron en la Catedral Primada, donde les esperaba la imagen de la Virgen del Sagrario, patrona de la ciudad, que fue terminada de restaurar precisamente la noche anterior.